Senadores exigen al Congreso acabar con separación de familias en la frontera

Senadores exigen al Congreso acabar con separación de familias en la frontera
Un grupo de 32 senadores demócratas solicitaron este martes ante el Congreso que se acabe con la separación forzada de menores indocumentados y sus familias en frontera, por lo que presentaron un proyecto de ley que contempla prohibir la continuidad de dicha práctica.

La ambiciosa iniciativa fue recibida sin apoyo por parte de los legisladores republicanos, mientras que los líderes en el Congreso no mostraron señal de que existan los votos suficientes para hacer aprobar esa ley. A pesar de ello, el proyecto es un grito de alerta contra la controvertida política adoptada por el gobierno de Donald Trump e implementada en la práctica por iniciativa del Fiscal General, Jeff Sessions.

La práctica de “tolerancia cero” implementada el mes pasado, se propone intimidar a familias que tengan planes de ingresar al territorio estadounidense para solicitar asilo. La medida de separar a los menores de edad de sus familias fue recibida con fuertes críticas del mundo, incluyendo la propia Organización de Naciones Unidas (ONU), que la consideró una seria violación a los derechos de los niños.

Leer más Japón defiende maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur

La senadora Dianne Feinstein aseguró que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza le informó que en 14 días de mayo al menos 658 niños fueron separados de 638 padres. “Esto no es los Estados Unidos que yo conocí, y hemos venido decididos a que esto se termine” declaró a la prensa.

Mientras la senadora Kamala Harris señaló que “es necesario llamar a esto por su nombre. Esto es un abuso de derechos humanos cometido por Estados Unidos”.

El proyecto de ley presentado por los demócratas determina que ninguna agencia oficial puede remover un niño de sus familiares “apenas por el objetivo político de contener individuos que emigren a Estados Unidos o promover el respeto a la ley migratoria”.

Trump, por su parte, culpa a los legisladores republicanos por aprobar “malas leyes” y fracasar en reforzar la legislación de control fronterizo. En tanto, el Fiscal General Sessions dejó claro la semana pasada que el gobierno no tiene planes de interrumpir la separación de familias. “Si las personas no quieren ser separadas de sus niños, entonces no deberían traerlas”, aseveró.

Información de AFP

Share this post