El hombre que insultó a una familia musulmana estadounidense en Texas lloró al ser arrestado

El hombre que insultó a una familia musulmana estadounidense en Texas lloró al ser arrestado

Luego de acusar en público a una familia musulmana americana de ser miembros de la organización terrorista ISIS, un hombre oriundo de Connecticut fue arrestado por agentes de la policía local en San Padre Island, Texas, reseña Infobae.

Alexander Downing de 35 años fue el iracundo protagonista de un video filmado y luego publicado en YouTube por Noria Alward –una joven de 19 años parte del grupo familiar afectado por los agravios- en el cual se lo puede ver durante veinte minutos envuelto en un brote de ira donde insulta las creencias religiosas de los musulmanes presentes y expresa su apoyo a las políticas del presidente Donald Trump.

Arrestado en evidente estado de ebriedad por cargos de intoxicación pública, Downing ya tenía antecedentes por haber participado en episodios de similar índole en el pasado, pero aparentemente eso no le impidió reincidir y atacar a los Alward, quienes se encontraban en un viaje de vacaciones hospedados en el South Padre Pearl Hotel del popular destino turístico.

Según la estación de televisión local KVEO-TV, oficiales de la policía acudieron al hotel donde también se hospedaba Downing, luego de recibir una denuncia por acoso de parte de la familia agredida. El hombre, que según documentos de la corte ya había sido arrestado en repetidas oportunidades desde 2003, fue llevado hasta la comisaría local donde se le tomó una foto de prontuario en la que se lo puede ver desconsolado por el desenlace final del lamentable episodio que protagonizó.

El Departamento de Policía de South Padre Island dijo que “estuvo completamente fuera de lugar” que Downing “provocara y acosara” a la familia.

El jefe de policía Randy Smith dijo sentirse “entristecido” por lo sucedido y aseguró que ninguno de los empleados que trabajan para la ciudad permitirá este tipo de comportamiento. “Intentamos crear un ambiente donde las personas puedan venir a la playa, pasarla bien y disfrutar en familia”.

Testigos aseguran que al día siguiente el episodio que llevó al arresto, se lo pudo ver a Downing en el front desk del hotel, a pesar de que el personal del establecimiento había asegurado a la familia Alward que no se le volvería a permitir el ingreso.

Ahmed Alward, uno de los afectados por los agravios expresó que “como un ciudadano norteamericano decente”, lo que sucedió le hizo sentir disgusto y a la vez le sorprendió. “Este hombre no representa a las masas y debe pagar por lo que hizo”. Además, agradeció a los turistas que salieron en defensa de la familia.

Share this post