Legisladores piden a Trump supuestas grabaciones sobre cese de Comey

Legisladores piden a Trump supuestas grabaciones sobre cese de Comey

Legisladores estadounidenses presionaron este domingo a Donald Trump a propósito del despido del director del FBI, James Comey, y le pidieron al presidente que entregue eventuales “grabaciones” de conversaciones con el jefe de la Policía Federal.

En un tuit misterioso divulgado el viernes, el presidente amenazó: “¡James Comey haría bien en asegurarse que no existan ‘grabaciones’ de nuestras conversaciones antes de comenzar a hacer revelaciones a la prensa!”.

Comey fue destituido el martes mientras el FBI investiga los vínculos entre el equipo de campaña de Trump y Rusia.

Los voceros de la Casa Blanca se negaron a comentar ese tuit de Trump y también a decir si el presidente graba sus conversaciones en la sala oval.

Para los demócratas, ese mensaje en Twitter es claramente un intento de intimidación y Chuck Schumer, el jefe de la bancada en el Senado, insistió en CNN que si tiene grabaciones, “el presidente, por supuesto, debe entregarlas inmediatamente. Destruirlas sería una violación de la ley”.

Y en otra entrevista con NBC, Schumer pidió que el departamento de Justicia nombre un fiscal especial para trabajar en el caso ruso, porque “realmente podría procesar a personas por violación de la ley”.

El senador demócrata Mark Stone, miembro de la comisión de Inteligencia, que también investiga las relaciones entre la campaña de Donald Trump y Moscú, quiere estar seguro de que “esos cassettes, si existen, sean preservados”.

Entre los republicanos, uno de los senadores más conservadores, Mike Lee, también estimó que era “probablemente inevitable” entregar esas grabaciones. “Si existen esas grabaciones, pienso que serán exigidas por la justicia y probablemente habrá que entregárselas”, dijo a la cadena Fox. Lee otorgó, sin embargo, el beneficio de la duda al presidente Trump: “Por lo que sé (Trump) coopera plenamente y quiere que esta investigación llegue hasta el final”.

Su colega Lindsey Graham, también republicano, le aconsejó en la cadena NBC al presidente que “viera las cosas en perspectiva y dejara que la investigación avance”.

Por su parte, el exdirector de Inteligencia, James Clapper, declaró a CNN que no sabía si Trump grababa en secreto sus conversaciones.

Pero lo que ocurre en torno a la investigación sobre Rusia es muy preocupante para él: “pienso que nuestras instituciones están amenazadas de muchas maneras desde el exterior, y la principal información aquí es que Rusia ha interferido en nuestra elección. Pero pienso también que nuestras instituciones están amenazadas desde el interior”, agregó. ¿Amenazadas por el presidente?, se le preguntó. “Exactamente”, respondió. AP

Share this post