Polémica por el porcentaje de voto latino logrado por Trump en elecciones

Polémica por el porcentaje de voto latino logrado por Trump en elecciones

El sentido del voto latino en las pasadas elecciones presidenciales ha generado una polémica entre encuestadores y especialistas en la materia sobre si los hispanos apoyaron en mayor o menor grado al candidato republicano y presidente electo Donald Trump.

El electorado latino, que antes de los comicios del pasado día 8 se presentaba como vital para definir las elecciones, votó sin duda mayoritariamente a favor de la demócrata Hillary Clinton, pero la diferencia radica en el porcentaje de este apoyo, según las diferentes encuestas.

Así, la encuesta realizada por Edison Research, a la salida de los puestos de votación, Trump habría obtenido un 29 por ciento de apoyo latino, lo que en opinión de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, es incorrecto y una “forma peligrosa” de quitarle importancia al voto de la comunidad que se volcó en masa a las urnas.

El activista consideró que durante más de un año el magnate “denigró, despreció y deshumanizó” a millones de latinos, ciudadanos y no ciudadanos, y pensar que después de tanta humillación el mismo grupo no haría otra cosa que rechazarlo por un margen histórico “desafía la gravedad política y el sentido común”.

Paul Waldman, columnista del Washington Post, preguntó si era posible que una tercera parte de los latinos hubiera votado por el candidato que abrió su campaña calificando de violadores y criminales a los mexicanos, y respondió que no lo hicieron.

“El problema fueron las encuestas, que simplemente estuvieron equivocadas”, afirmó.

Otros especialistas plantearon como ejemplo del fracaso de las encuestas que los demócratas no habrían podido ganar en Nevada si una tercera parte de los votantes latinos hubiera apoyado a Trump.

Para Lynn Tramonte, de America’s Voice, el trabajo más confiable fue realizado por la encuestadora Latino Decisions, que dio a la candidata demócrata Clinton un margen histórico de 79 por ciento contra 18 por ciento de Trump.

Lo mismo opinó Sergio Bustos, de “Político”, para quien el margen de la victoria de Clinton sobre Trump entre los latinos fue el gran debate de la semana posterior a la elección presidencial.

“El problema mayor es que las encuestas (de Edison Research) se equivocaron, y que las grandes organizaciones informativas lo ignoraron porque pagaron por el servicio y continuaron repitiendo las cifras equivocadas”, señaló.

Los especialistas consideran “sospechoso” que Edison haya mantenido en reserva la metodología de sus encuestas, y las características demográficas de las muestras usadas. También se cuestionó que la empresa careciera del personal bilingüe necesario para recoger las respuestas.

“No es difícil entender por qué tanta gente estaba tan enojada con las encuestas que daban a Trump mejores números que los obtenidos por Mit Rommey hace cuatro años, en la elección pasada”, dijo Sharry.

“Es que los números equivocados estaban relegando a los votantes latinos al cajón del olvido de la historia, y eso era algo totalmente injusto”, agregó.

Share this post